Aportes en millones de euros, asistencia social en regiones apartadas y golpeadas por la violencia, capacitación en Derechos Humanos y educación a familias de sectores sociales marginados, son algunos de los aportes que a diario realiza la Organización de los Estados Iberoamericanos para Colombia. Una labor silenciosa que poco acapara grandes titulares, no porque no lo merezca o amerite, sino porque su filosofía es la de dar antes que recibir honores.

Así lo tiene claro el recientemente nombrado nuevo director de la Oficina para Colombia, abogado Carlos Mario Zuluaga Pardo, un joven profesional que sale de las mismas entrañas de la organización, conocedor de los pormenores de la problemática social colombiana, además de experto en Derechos Humanos y conflictos.

Zuluaga Pardo fue nombrado directamente por el secretario general de la O. E. I., Mariano Jabonero.

En su primera declaración oficial como nuevo director, Zuluaga recalcó la importancia de seguir trabajando en pro de las comunidades más afectadas por la pobreza y la violencia en el país, siempre de la mano del Estado, del gobierno de turno, acorde con las políticas que desarrollen sus entidades.

El nuevo director entregó para este portal parte del balance de la gestión de la O. E. I. en nuestro país, entre el que se destacan aportes en dinero, asistencia y mucha formación académica y capacitación en Derechos Humanos.

Por ejemplo, anticipó la puesta en marcha de un Diplomado, así como la formación y asesoría, en ese mismo campo, de miembros de la Fuerza Pública en la prevención de violaciones de Derechos Fundamentales y acercamiento a las comunidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.