Los vídeos de cámaras de seguridad muestran al cura Elizeu Moreira, de 27 años, cuando amenaza con una pistola de juguete a una cajera en Brasil y se llevó 115 dólares y productos de aseo.

La abogada Maura Leitzke, argumentó que el juicio que el sacerdote está sometido a un tratamiento psiquiátrico desde el año pasado, pero interrumpio los medicamentos, lo que según ella, le provocó un brote psicótico.

Según la prensa en Brasil, fueron tres los hurtos que habría cometido el religioso, quien al momento de los hechos no vestía de sacerdote. Por las acciones delictivas fue separada de sus funciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.